martes, 21 de agosto de 2007

Y ahora estás aquí. Mirándome sin hablar

Manuel Seixas - Fantasmas

Vienes por mí. Hace un mes empezaste a rondarme. Susurrándome al oído mensajes funestos. Me quitas toda la energía. Me dejas sin fuerzas. Me haces anular proyectos ilusionantes de viajes al tercer mundo. No me encuentro bien.
Y ahora estás aquí. Mirándome sin hablar. No sé quien eres.
Nunca me había pasado. Me fijo en el abandono de los demás, como en el hospital. Aunque esto no te lo tengo que contar porque tú me la trajiste.
Al cabo de una semana, una chica joven atropella un motorista justo delante de mi coche. Y me bajo, y soy yo el primero que llega y le tranquilizo y le hablo y le cojo la mano y le toco el brazo para que no se sienta abandonado. Y me siento bien, por haberle ayudado, aunque me doy cuenta que el abandonado soy yo.
Hoy en el metro, con el vagón lleno, escuchando el mp3, la chica que va frente a mí, de pie, apoyada en la ventana de los trenes nuevos, empieza a poner cara extraña. Me quito un auricular y le pregunto si se encuentra bien. Me dice que se marea, y sin darme tiempo a sacarme el otro de la oreja, cae redonda al suelo mientras el tren chirría. Cierra los ojos, pierde el sentido. Le doy golpes en la cara preguntándole su nombre y ni abre los ojos. Y la estación que no acaba de llegar. La consigo sacar del vagón y poco a poco se recupera y de nuevo, nada vuelve a ocurrir.
No sé si me dejas señales a las que tenga que encontrarle algún significado, pero éste no aparece. Y me despista más aún que vengas en un momento en que muchos fantasmas me rondan.


Yo también necesito amar (Ana y Johnny – Juan Enrique Dapena)

22 comentarios:

Anónimo dijo...

Hay épocas en las que esa damisela viene, sin avisar, y se instala en nuestras vidas. Empeñada en hacernos sentir vacíos, nos susurra, nos canta y entona melodías agrias...

No la escuches. Cuando se acerque a tí sonríe. Eso la desarmará.

Acabará marchándose y sí, no nos engañemos, su perfume seguirá con nosotros, porque en cierto modo, también es necesario recordar su fragancia. De otro modo sería huir de un trocito de nuestra vida.

Coge aire, abre tus pulmones porque se acerca ella. No la has visto porque nubla tu vista la baladista funesta. Pero prepárate a recibirla, abre los brazos, porque esta vez viene más mimosa que nunca.

Besos de mil olores.

Yaissa

Anónimo dijo...

Muchas veces llama a mi puerta. Pero ella (¿o es él?) nunca viene sola. Me piden mucho café y luego la que no puede dormir soy yo. Nunca tienen hambre y no me dejan ir a la compra. Me cuentan chistes que me hacen llorar entre carcajadas. Me acompañan al bar y yo me emborracho porque quiero que luego alguien me acompañe a casa. Me acostumbro a ellos (¿o son ellas?), porque me tapan con el edredón máscalentito y me ponen taponcitos rosas para no escuchar el tic tac tic tac. Pero a veces, entre copa y copa ... se me despistan y se van con otra. Así de fácil. Como vienen se van. Pero es necesaria su visita. Porque soy yo quien les llama. Coño! Si son parte de mi vida..., joder joder ... será posibleeeee...

Salud y curiosidad

arabesque dijo...

Yaissa, es que no la quiero ver porque me amarga. No me gustan tus consejos de recibirla. Pero cojo tus besos. ¿también hay mil olores?

Anónimo, yo no quiero llamarla, y no quiero que esté en mi vida que me hace infeliz. Yo creo que la única obligación que tenemos en la vida es tratar de ser felices. Salud y caricias para ti tambien.

DémoNan dijo...

PUfff... complicado eso que dices y no sé si es real o fantasía, a veces, recibimos extraños mensajes que no sabemos cómo interpretar, tú, por ahora... eres un angel, sigue en ese camino y no dejes que te aparte nadie, y menos para ser infeliz, ¿prometido? Besitos.

Anónimo dijo...

No hombre no! A quien tienes que recibir es a la otra! De hecho ya empezaste a hacerlo. Cuando desarmas a la primera ya estás abriendo las puertas de tu casa a la otra.

Si es que no me entiendesssssss!!!!

Yaissa

arabesque dijo...

real demonan, una realidad que me hace dar vueltas.
yaissa, tengo las entendederas atrofiadas.

adictaacruzarenrojo dijo...

¿Sabías que hay puertas de salida en las que en vez de poner exit pone "adios"?

adictaacruzarenrojo dijo...

se me olvidaba.... un beso rojo

Iraultza dijo...

Hay que ver cada arista para quedarse con la que uno quiere, hay que ponerse enfrente para mirarla a los ojos y respirar un par de veces antes de darse la vuelta y seguir tu forma de ser y tu forma de estar. Ánimo que a esta ya le has sacado ventaja.

Vic dijo...

Yo me he acostumbrado a vivir con ella.
Cuando nací estaba ya ella esperándome, durante mi adolescencia tuve conciencia de su presencia y era el sonido más atroz.
En mi madurez me he acostumbrado a ella pero no dejo que se apodere de mi vida. HE descubierto que sensaciones como la tuya, la de sentirme útil, la alejan de mi aunque se mantiene a distancia. Ya no le hablo porque así no la escucho.
He ido llenando mi vida de momentos que me hacen sentir bien. No sé cuanto tiempo duraré.

arabesque dijo...

adicta. En mi casa no tengo puertas, son todo habitaciones abiertas, ni siquiera para decir adios. Besos prohibidos también para ti.
Iraultza, poco a poco voy separándome, gracias por los ánimos. abrazos voyeurs te dejo.
Vic. Gracias por tu visita. Me has hecho pensar lo afortunado que soy al verme sorprendido por su presencia. He de aprender a vivir con ella. Caricias de bienvenida

Naty dijo...

Los fantasmagóricos recuerdos (que rondan y nos llenan de miedo)... En mi caso, me eriza los pelos que lo ya acepté muerto, retorne con vida (invadiendo y estrangulando la mía)... Creo que nos viene bien un exorcismo :p... Un abrazo ;)

DémoNan dijo...

Vaya... no hay posteo nuevo... yo que venía intrigada para ver la vida de este nuevo angel... volveré, hazme señales de humo o bate tus alas para saber de ti :-) Besitos.

Lilit dijo...

Acepta, ya no podrás esconderte, eres lo sufiencientemente sensible para percibir cada una de sus respiraciones, pero lo sabes junto con las señales llegan nuevas bendiciones. Ábrete.

Gracias por tu re-bienvenida, tiempo de renovación asi como cambiar los muebles de la casa, como un cumpleaños significativo, dije adios al pasado y suprimi mis blogs anteriores. Esta vez nací entera, no intelectualizaré tanto me dedicaré a sentir y menos a teorizar.

Valencia me hizo recordar a Buenos Aires... tanto frío en el alma que casi no la pude disfrutar. Es una princesa linda y cruel.

Ojos sin pesatañas,
boca sin saliva,
piel sin olor.
Fotos veladas,
medias palabras dichas en un teléfono que jamás volvió a timbrar.

A las personas Ara tarde o temprano las olvidas pero los fantasmas rondan ... inexorablemente.

Recibo tu caricia,
beso tu mano.

Lilit dijo...

Cuentame de tu punto de vista por favor.
Si no es nuestra culpa, de quien depende entonces? podrías ampliar?

Un besito.

Circe dijo...

Uy uy uy... tanto silencio caballero? de entendederas atrofiadas nada, que de buena tinta lo sé yo. Un abrazo largo, enorme y cálido, reconfortante Arabesque... intuitivos vida, intuitivos ;-)

Lilit dijo...

Mis preferidos son los besos ruidosos!!
Gracias por el tuyo me encanto!!

elmsn dijo...

Boquiabierta me he quedado, niño: no sabía que escribías tan bien, aunque debería haberlo imaginado (pero en otros contextos se hace difícil evaluarlo) :)

No he leido todos los posts, aunque sí la mayoría y me han encantado: destilan un montón de sensibilidad y tus descripciones son preciosas. Ya había visitado este blog sin saber que era tuyo: que sorpresa!

Y espero que quien te rondaba se haya alejado ya, que esté muy muy lejos y tarde mucho en volver.

Un beso muy grande y un abrazo muy gordo :*

arabesque dijo...

naty, un abrazo recordándote. Sin fantasmas que nos ronden.
Demonan, aunque no haya pasado por aquí, a ti si te sigo siendo fiel.
Lilit, ¿qué te voy a decir? que ojalá nunca olvidemos nada, ni fantasmas ni personas.
Circe, atrofiadisimas y muy bloqueadas. Cuando me siento así, me alejo, o quizá sea que me acerco a mí mismo.
elmsn. Lo tuyo también me gusta. Esos que rondan, volverán, pero que la próxima vez no me pillen tan de improviso.

ella y su orgía dijo...

A los vampiros de energía (o de lo que sea) hay que clavarles a conciencia la estaca en el centro del corazón.
Yo creo que estás más que capacitado para hacerlo.
Mientras tanto, no dejes de ejercer de ángel por esta ciudad del demonio.
Si algún día me desmayo, espero encontrar tus brazos a ras de asfalto.

Besos orgiásticos.

DémoNan dijo...

¡Qué bueno que volviste! :-) Es que se me pasó decírtelo en el comentario del post anterior, aunque este ya lo comenté en su día. Besitosss de regreso.

Palmoba dijo...

Los fantasmas y los recuerdos siempre han de venir, si no dejarian de existir y nosotros siempre somos la suma de lo vivido.

Sentirse útil como consuelo te ha comentado alguien.
Pienso que sin eso no podria vivir.
Un abrazo enorme.