lunes, 11 de junio de 2007

Todas las cosas que quedaron por decir, se dormirán

Madre . Pepa de Rivera


El día que ocurrió fue solo un polvo más. Nunca le dirá la alegría de que justo ese día no fuera en el coche. Entre risas asustadas dijiste que lo habías notado. Se rompió. Y esa broma tan masculina explicándolo por tu tamaño, y por tu brío no la pudiste reprimir.
Ella se preocupó más que tú. Estaba dispuesta a darse esa sobredosis de hormonas que acaban hasta con el ánimo durante unas semanas. Pero tú por ese afán de protegerla, le quitaste importancia. Fuiste una vez más, inconsciente. En realidad, no es una vez más, es una vez menos, porque ya no te quedan muchas ocasiones de volverlo a ser, ni ganas, imagino.
A partir de ahí todo vino rodado. Náuseas, algún vómito, y un ceño preocupado, que empezó a fruncir todos sus pensamientos. No fue un Predictor, ni dos. Fueron tres porque no lo podía creer.
Y ella te lo cuenta. No te consulta. Te cuenta que tira para adelante. Y la odias. Y la temes. ¿A quien odias? ¿A quien temes?.
Es tu momento en la vida. Es tu decisión. Ella ha tomado la suya. O eliges vivir, vivirlo y vivirla, y pisar a fondo el acelerador. O eliges esperar a la grúa.
Todas las cosas que quedaron por decir, se dormirán. El tiempo corre y es en tu contra. A lo mejor tú ya empezaste a correr en sentido contrario.
Porque ella va a pelear, si puede contigo a su lado, pero si no, será contra ti. Y te ganará. Solo hay que miraros a los ojos. Los de ella son fuego, y amor. Amor de 98 octanos, con el que un diesel se gripa o quizás ni arranca. Nunca supe de mecánica.

¿Por qué te vas? (Jeannette – Jose Luis Perales)

3 comentarios:

QuéCuriosa dijo...

Pisemos el acelerador...corre corre...que llega la grúa y a mi no me va a esperar sentada. Bienvenido.
Salud y Curiosidad!!!

arabesque dijo...

Da gusto saber que apareces. De verdad que agradezco tu presencia.
De ti no dudaba que no eres diesel. Un deportivo reluciente. Con la melena al viento.

Anónimo dijo...

Creemos muchas veces tener en nuestras manos decisiones, elecciones, que cambian y deciden el rumbo de nuestra existencia. Pero la vida tiene sus propias reglas. La vida es caprichosa para surgir y para extinguirse.
Es tiempo de vivir, jugar y amar, lo que me quiera brindar.
Gracias por tu escucha y apoyo. MuaaaKaa!!!!